• lunes 17 diciembre 2018

    02-10-2018

    Sergio Palazzo en Santa Fe



    2/10 – Nuestro Secretario General Sergio Palazzo arribó a Santa Fe acompañado por la Prosecretaria Nacional de Finanzas Victoria Capocetti. Fue recibido por el Secretario General de la Seccional Claudio Girardi.

    La jornada, de intensa actividad, comenzó con una entrevista en LT9, que ponemos a disposición al final de esta nota.

    Como es habitual en su recorrido por el interior Palazzo compartió con los compañeros trabajadores bancarios. En esta oportunidad realizó una asamblea en el Banco Bica para luego reunirse con el directorio que preside el Sr. José Luis Mottalli y el gerente general Darío Pini.

    Durante la tarde realizó diferentes actividades, entre las que se destaca la  firma de Convenio de Reciprocidad entre la Asociación Bancaria y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y el Convenio Marco de Cooperación con el Instituto Nacional contra la discriminación, la xenofobia y el racismo (Inadi).

    Palazzo en diálogo con la prensa local mostró su preocupación por el rumbo político del gobierno, afirmando que “No es un gobierno que genere confianza ni credibilidad. La realidad los devoró. Sus respuestas son de manual. Cuando otros sectores presionan no tienen la misma conducta”. Recordó: “Nosotros tenemos una paritaria que sigue el proceso de inflación y tenemos la ventaja que los trabajadores bancarios nos acompañan”.

    Para finalizar participó del Plenario Ampliado de Cuerpos Orgánicos de la Seccional Santa Fe en el Club Escalantito. Los compañeros acompañaron la lucha en defensa del Banco Nación.

     

    "El gobierno no tiene un solo programa ni se le cae una idea"

    El secretario general de la Asociación Bancaria criticó con dureza el programa económico de Cambiemos. Pidió construir un gran frente opositor para ganar las elecciones del año próximo.

    Gabriel Rossini | redaccion@ellitoral.com

    El secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, se mostró preocupado por la situación económica del país que afecta cada vez con mayor dureza a las clases populares, consideró que en el tercer trimestre de este año los conflictos se van a agudizar producto de la caída de la actividad que impacta diariamente sobre el empleo y el poder adquisitivo de los salarios, y enfatizó la necesidad de armar un gran frente político opositor para ganar las elecciones presidenciales de 2019. 

    -¿Cómo ve lo que está pasando en el país?

    -Con mucha preocupación, principalmente porque hay una inflación cercana al 50 por ciento y el gobierno no acierta en los remedios que busca para controlarla, más una devaluación que llevó el dólar de 20 a 40 pesos, aumentos de tarifas impagables con subas que estuvieron por encima del 1000 por ciento, una apertura de importaciones que llevó al cierre de muchas industrias y una tasa de interés por la nubes que no permite que ninguna actividad productiva pueda financiarse en una banco. Además de un sistema especulativo montado sobre las Lebac, las Leliq y los títulos públicos que hace que no haya actividad en Argentina o en el mundo que de una renta del 65 por ciento anual como estos títulos. 

    -Ganan el 3 por ciento mensual en dólares.

    -Por eso si alguien quiere venir a invertir a la Argentina lo va a hacer por la vía de la especulación y no del sector productivo.

    -¿En el gobierno se dan cuenta de esta situación?

    -El gobierno que cuestionó tanto lo que ellos denominaron populismo, cayó en el populismo más grande de la historia argentina porque lo único que hacen es tomar medidas que tiendan a sobrellevar la situación hasta el proceso electoral de 2019 y tratar de ganarlo a costa de lo que sea. Eso es populismo feo y barato.

    -Además de ser populismo para pocos.

    -Es un populismo mal entendido porque en el fondo la situación es otra, de una gravedad tremenda, que es la disposición de los fondos del Estado y el destino que le da. Hay una clara definición de hacia donde va el gobierno cuando decidió incumplir su promesa electoral de que los trabajadores no paguen Ganancias pero paralelamente -y por un monto mucho mayor- decide que los granos no paguen mas retenciones, que bajen los impuestos a las mineras y que disminuyan gradualmente las de la soja. Ahí tomó una decisión de estado que implica prescindir de una gran masa de fondos que en lugar de volcarlos a una gran cantidad de trabajadores lo vuelca a los grandes grupos empresarios.

    -Es interesante el mecanismo que utiliza el gobierno para hacerle creer a la gente que la plata que paga jubilaciones a personas que no completaron los aportes es un mal gasto y pagar tasas de interés del 72 por ciento está bien.

    -Eso es lo que te decía del falso populismo. Pero también creo que tiene que ver con que este gobierno nunca tuvo un plan. Lo único que hizo fue surfear la realidad y ser mentiroso consuetudinario porque mintieron en la campaña electoral, todas las promesas fueron incumplidas, mienten en la gestión de gobierno cuando te dicen que la inflación en el primer año va a ser del 20 al 25% y termina en 40%, después te dicen que va a ser del 9 al 12% y termina en 25% y este año que iba a ser del 15% y va a terminar en 50%. Y también tienen esa vocación de mentir cuando se justifican diciendo que el presidente no explicó la herencia que recibió porque de lo contrario no iban a venir inversiones. Eso quiere decir que estaban dispuestos a mentirle también a los inversores. Para ellos mentir es una conducta.

    -"Si hubiera dicho lo que iba a hacer no me hubiese votado nadie”.

    -Frase célebre de Menem que lo puso en el lugar donde fue su gestión de gobierno.

    -En ese panorama que me describe ¿Cómo evalúa la actuación del movimiento obrero?

    -Algunos hemos tenido una visión muy crítica del gobierno desde el primer día. Y en eso enrolamos a la Corriente Federal, a la que luego se sumaron los gremios del moyanistas, Smata, siempre estuvieron las dos CTA, los movimientos sociales también. Y hay otra fracción del sindicalismo que decidió darle un tiempo al gobierno, un margen de diálogo que resultó infructuoso. Más que mirar el pasado, que condena a quienes decidieron seguir esa línea porque claramente no hubo para los trabajadores ni una sola buena medida por parte del gobierno, prefiero mirar hacia adelante y plantear que aún en las diferencias encontramos unidad en la acción para un gran paro que se llevó adelante el 25 de setiembre. Y ojalá sigamos encontrando esta unidad en la acción aún con nuestras diferencias para activar aún más los planes de lucha si este gobierno no cambia su política económica.

    -¿Habrá otro paro antes de fin de año?

    -Es materia de análisis. Creo que fue muy clara la expresión de todos los que paramos el 25. Pedimos un cambio de la política económica y el gobierno nos respondió con un acuerdo con el FMI.

    -Una idea que plantearon dirigentes gremiales es la incorporación a la CGT del sector del trabajo que está fuera de la formalidad o desempleados, que es una parte importante que está fuera de la representación orgánica de la central sindical ¿Está de acuerdo?

    -Creo que hay que modificar los estatutos de la CGT y crear un espacio para que dentro del Consejo Directivo tengan la representación que esos compañeros merecen porque la CGT debe considerar, y considera a todos trabajadores, independientemente de si tienen trabajo y si ese trabajo es registrado o no.

    -¿Qué es lo primero que se le vino a la cabeza cuando vio las imágenes del ministro Dujovne con Lagarde y la bandera argentina atrás?

    -Profunda decepción porque esa imagen revela claramente lo que se está firmando con el Fondo: la entrega de la soberanía económica y política del país.

    -Se tiene la sensación de que a medida que la crisis avanza la gente empieza a tomar distancia de la dirigencia en general, política, empresaria, gremial, etc., generando una crisis de representatividad. ¿Cómo está la del movimiento obrero?

    -No escapa a esa mirada crítica de la sociedad, quizás más activada todavía porque los factores de poder inciden, más allá de los errores propios del movimiento obrero. Para los factores de poder no hay mejor dirigente sindical que el que no existe y no hay mejor derecho que el que no tenés. Creo que los espacios opositores, independientemente de la pertenencia partidaria, tienen que despojarse de egoísmos y apetencias personales, haciendo concreto el discurso de que le interesan el país y los argentinos; y consolidar una alternativa de unidad frente a un modelo económico, político y social que nos ha golpeado muy duro. Y no caer en la falsa dicotomía de que vamos a ir por separados, en dos fórmulas o tres fórmulas. Si es así, que sea dentro de una gran Paso. Y sino que haya una gran unidad para confrontar claramente dos modelos: el del gobierno y el que expresamos otros sectores.

    -¿Qué piensa de la oposición política al gobierno?

    -No estoy muy satisfecho de como se está manejando porque veo la foto de los otros días (Nota: la de Picheto, Massa, Schiaretti y Urtubey) y creo que algunos se unen para dividir. Y este es el gran problema que vamos a tener en los espacios que pensamos distinto al gobierno. Preferiría que discutan cuál es la contradicción fundamental y soslayar o discutir luego las contradicciones secundarias. La contradicción fundamental hoy es el país que te ofrece Cambiemos como alternativa de vida para vos, tus hijos y las generaciones futuras. Yo particularmente no lo quiero y discutiré mis diferencias que tengo y he tenido con el kirchnerismo o con quienes se secaron la foto. Pero me parece que la contradicción fundamental es que modelo de país queremos.

    -¿Por qué cree que eso es para dividir y no para incorporarse a un gran movimiento para hacer una gran Paso?

    -Porque no creo en la ancha avenida del medio y porque la sociedad está ampliamente dividida en cuanto a su preferencia electoral. Tenés un 32/33 por ciento de argentinos que piensan que al país lo tiene que liderar alguien surgido del espacio del peronismo y un 20/22 por ciento que es antiperonista. El resto va y viene de acuerdo a su situación social, económica y ahora agregale el componente de la inoculación de propaganda que le generan los medios de comunicación que también son orientadores de la opinión de la sociedad. Creo que un año atrás, cuando fueron las elecciones legislativas, había una mirada del gobierno. Pero hoy hay necesidades concretas y seguramente habrá otra mirada.

    -De todas maneras el gobierno aún tiene un núcleo importante de votos.

    -Entre 20 y 22 por ciento de núcleo duro. Después puede tener adhesiones por encima de este porcentaje.

    -El 30/32 por ciento de votos que usted dice tiene el peronismo incluye a Cristina ¿Y a los cuatro dirigentes que se sacaron la foto?

    -Y si uno mira como les fue electoralmente, el grueso de esos votos claramente la líder de Unidad Ciudadana.

    -¿Como cree que se sale de esta situación?

    -Reactivando el mercado interno con un Estado que regule y proteja a los que menos tienen, con una reforma tributaria que sea más progresiva y no que elimine impuestos a los más poderosos y se los cargue a los que menos tienen. Y con una decisión importante del Estado en el mercado financiero para priorizar el crédito a la economía de producción y no a la especulación.

    -El 80 por ciento de la gente a la que se lo preguntaría me respondería lo mismo que usted. ¿Por qué no se hace?

    -Porque son decisiones políticas. Al gobierno anterior se le pueden cuestionar muchas cosas. Yo le cuestioné algunas y en otras estuve a favor. Pero creo que tuvo políticas de inclusión y cambió el paradigma mundial de financiarización de la economía. En los 80 los activos de producción eran iguales a los activos financieros. Hoy estos últimos son cuatro veces los de producción. Y agregale que hubo un crecimiento demográfico. Es decir que hay para darle trabajo y un estandar de vida digno a más gente con un mismo esquema de producción. El gobierno anterior lo que hizo fue cambiar la ecuación y un paradigma de eso son los subsidios a las tarifas de los servicios públicos. Lo que antes recibíamos 14 millones de argentinos en subsidios y que podías volcar en consumo -que es el 80 por ciento del PBI del país- hoy lo reciben 10 grandes empresas. Pagas la tarifa al valor de mercado, a la plata se la llevan estas empresas y el país se quedó sin consumo interno.

    -¿Tienen diálogo con el gobierno?

    -¿Con el ex ministro de Trabajo que ahora es secretario dependiente de Dante Sica? Si. Esta situación pasó solamente en el gobierno de Onganía. Tenemos diálogo, él está interactuando a partir de que tenemos una cláusula de revisión permanente de nuestra paritaria porque se estableció que el sector empresario se comprometía a preservar el poder adquisitivo del salario de los bancarios toda vez que la economía modificara el acuerdo. Esto es inflación. Entonces cada dos meses estamos llevándole una ampliación del acuerdo, por eso los bancarios no perdemos con la inflación. Tenemos profundas diferencias pero como organización tenemos que dialogar. Vivimos en una democracia donde el pueblo eligió a un presidente y este presidente elige a sus colaboradores. A mi me pueden gustar más o menos pero tengo que dialogar y lo hago. Soluciones no hay muchas. 

    -¿Puede haber conflictos a fin de año?

    -Hay conflictos y se van agudizar en el transcurso de estos meses, no necesariamente a fin de año. Yo diría que todo este trimestre que queda va ser complicado.

    -Hay quienes piensan que hay en marcha una operación para que el gobierno adelante las elecciones.

    -No creo que sea posible. La ley electoral es muy clara al respecto. Si hay un proceso de ese tipo dinamitaría el poco poder político que le queda a Cambiemos. No creo que sea así. Sí creo que lo que hace el gobierno es tomar medidas para ir ganando tiempo y nada más. No tiene un solo programa de gobierno ni se le cae una sola idea. Lo que hace es tomar medidas espasmódicas para llegar al proceso electoral y si en el medio se encuentra con un viento de cola que lo ayude, tratar de ganarlas.

    -Pero la paciencia de la gente tiene un límite.

    -La gente ha tolerado bastante. Mucho más de lo que le hubiera tolerado a otro gobierno. Y creo que en estos momentos está pasando una situación crítica que va a hacer valer en el 2019.

    Publicada en el Litoral/7-10-18

    Convenio entre el Inadi Santa Fe y la Asociación de Bancarios

    Entre los objetivos se encuentra la prevención y concientización de actos discriminatorios en razón de sus materias específicas.

    El Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo (Inadi) delegación Santa Fe firmó de un Convenio marco de cooperación con la Asociación Bancaria.

    La actividad se realizó este martes 2 de octubre en horas de la tarde en la sede en calle Corrientes 2922.

    De la actividad participaron Sergio Palazzo, Secretario General Asociación Bancaria Nacional, Claudio Girardi; Secretario General de la Asociación Bancaria Santa Fe; Victoria Capoccetti, Pro Secretaria Nacional de Finanzas; Natalia Ocampo, Pro secretaria de DDHH, Género e Igualdad de Santa Fe y Caren Schibelbein, Delegada Inadi Santa Fe.

    Dicho convenio tiene, entre otros objetivos, brindar cursos, talleres y jornadas de reflexión orientados a la prevención y concientización de actos discriminatorios en razón de sus materias específicas.

    Así también propone diseñar e impulsar campañas tendientes a la valorización del pluralismo social y cultural, y a la eliminación de actitudes discriminatorias, xenofóbicas o racistas.

     Publicada en El Litoral | politica@ellitoral.com/ 02-10-18