• miércoles 13 noviembre 2019

    08-09-2012

    Banco Ciudad. Evitemos un error 07-09-12



     

    EVITEMOS UN ERROR

     

    Por ello, no tiene sentido que dichos depósitos, hoy en el Banco Ciudad, en el futuro sean asignados al Banco de la Nación DEBIDO A QUE NO SE ESTA CUMPLIENDO LA CONSTITUCION NACIONAL y la LEGISLACION VIGENTES.

    El Banco Ciudad, desde 1965, es depositario de los depósitos originados en la justicia nacional y federal, constituyendo éstos el 30% de los fondos en los que respalda su actividad financiera. El Ciudad es una de las principales entidades de la banca pública, aunque lamentablementehoy está sometida a una gestión que inocultablemente busca achicarlo, y muy posiblemente privatizarlo, como bien lo indica la decisión de licitar en beneficio de la banca privada el pago de salarios de los trabajadores de la Ciudad, lo que supone, a su vez, ceder réditos correspondientes a operatorias anexas.  Esa licitación, como se sabe, fue suspendida pues prosperó una acción de amparo de los delegados del banco, quienes, también, junto con sus representados, y organizados en la Asociación Bancaria, necesariamente deben seguir resistiendo el traspaso de los futuros depósitos judiciales.

    La versión actual del proyecto, con media sanción de la Cámara de Diputados, que se apresta a votar el Senado el próximo 12 de setiembre, determinando que dichos depósitos no se realicen más en el Banco Ciudad, afecta su futuro fondeo, puestos de trabajo y es, indudablemente,funcional a la vocación privatizadora del Gobierno de Macri.

    Para evitar ese error sólo bastaría una cláusula transitoria, suspendiendo los efectos del proyecto sobre esos depósitos originados en la justicia ordinaria nacional por el tiempo que demande el traspaso de sus competencias a la Ciudad.

    Por lo demás quede en claro que, no sólo los depósitos con origen judicial, sino los depósitos de todo el sistema financiero, deben respaldar instrumentos promotores de la economía real y las familias, del crecimiento con justicia social y pleno empleo. Para ello, como siempre hemos sostenido, necesitamos una nueva ley de entidades y servicios financieros, que ratifique el carácter de servicio público del sistema, inclusive, si fuera necesario, volviendo a la centralización de depósitos, no casualmente derogada por la dictadura militar.

    Por eso mismo, no dejamos de reiterar nuestro respetuoso pedido a quienes tienen el poder de decisión, fundado en nuestra indudable experiencia: evitemos un error que sólo será funcional a intereses contrarios a los de la sociedad nacional.

    Septiembre 7, 2012

     

     

    SECRETARIADO GENERAL NACIONAL DE LA ASOCIACIÓN BANCARIA

     

    Sergio Palazzo, Andrés R. Castillo, Carlos Cisneros, Claudia Ormachea, José Lupiano, Cristina Maino,

    Patricia Rinaldi, Walter Rey, Gustavo Díaz, Carlos A. Irrera (h), Liliana Lafauci, Eduardo Negro, Lisandro Aguirrezábal,

    Juan Pallo, Luis Ortega, Aldo Acosta, Stella Mena, Rosa Sorsaburu, Eduardo Berrozpe