• miércoles 23 enero 2019

    04-01-2019

    Palazzo: “Sobre los hombres y los cargos están los proyectos colectivos”



    Para el Secretario General de la Asociación Bancaria, los programas políticos y económicos son la base para generar consensos y la unificación del campo sindical.

    Por Facundo Piai

    “Cuando tenés un programa debería ser más fácil conducir y contener a los compañeros, porque sobre los hombres y los cargos están las ideas y los proyectos colectivos. La actual conducción de la CGT está compuesta por una jefatura tripartita que no incluye a todas las expresiones".

    En consecuencia, los diferentes espacios que forman parte de la mencionada Corriente elaboraron un pliego de 27 puntos con reclamos específicos que van más allá de la defensa inmediata del modelo sindical argentino y la recomposición salarial. Además de paritarias libres, proponen la declaración de emergencia social y ocupacional, una nueva ley que regule la inserción del capital extranjero en nuestra economía, control nacional del comercio exterior y la implementación de reformas tributaria y financiera, por mencionar algunos.

    En función de estas reivindicaciones, nos informó Palazzo, es que la Corriente Federal se suma a un espacio más amplio que es el Frente Sindical para el Modelo Nacional, donde confluyen más de 60 sindicatos. Además de nuestro entrevistado, este armado está conducido por Hugo Moyano (Camioneros) y Ricardo Pignanelli (SMATA).

    Al preguntarle por el apoyo que Mauricio Macri obtuvo en las urnas de no pocos afiliados de diferentes sindicatos a lo largo y ancho del país, el dirigente de La Bancaria reconoció que lo que se perdió es una batalla cultural. Las consecuencias de esa derrota se avizoran cuando “un trabajador termina votando por el verdugo de sus derechos”.

    Al hablar de Córdoba y su aporte para que Cambiemos se imponga en la segunda vuelta electoral el 22 de noviembre de 2015, Palazzo advirtió que “está claro que además hubo una decisión política de acompañar a Macri que va más allá del simple voto de los ciudadanos cordobeses”.

    La conformación de la Corriente Federal debe interpretarse como una respuesta del campo sindical a “políticas que benefician a poderes trasnacionales perjudiciales para los trabajadores argentinos”, aclara Sergio Palazzo.

    “En ese sentido, hemos avanzado en sumar más sectores, por eso hoy integramos el Frente Sindical para el Modelo Nacional. También se destaca la articulación con otros espacios como las dos CTA y los Movimientos Sociales. Es decir, fuimos adquiriendo volumen para la unidad en la acción. Esperemos que se sumen más sectores”.

    -Teniendo en cuenta el retroactivo que perciben en enero los empleados bancarios, obtendrán un incremento salarial superior al 50% ¿El éxito de las paritarias cortas frente a quienes firmaron por plazos más extensos con cláusulas de revisión marcará la tendencia de la negociación salarial del 2019?

    -Sergio Palazzo: El acuerdo de La Bancaria preveía una cláusula de compromiso por parte del sector empresario de preservar el poder adquisitivo del salario, por eso llegamos a una paritaria donde no perdimos. Creo que para los tiempos que se viven es una cláusula de reaseguro para los trabajadores. Aunque en el fondo no es lo ideal porque sólo nos limita a discutir salarios por inflación y desvirtúa la paritaria que es discutir en función de, como mínimo, tres ejes; uno, claro está, es la inflación; otro es la afectación tributaria del salario por la aplicación del impuesto a las ganancias; y un tercer eje tiene que ver con el nivel de la actividad y la rentabilidad que genera el sector al que perteneces.

    Con este Gobierno que limita la discusión sólo a la inflación, no es malo no perder, pero en el fondo no es lo ideal. Como se están manejando las paritarias para el 2019, ojalá no perdamos con la inflación ya que es un año de un nuevo y cada vez más profundo ajuste. Un buen mecanismo para no perder, sería circunstancialmente actualizar por inflación si el aumento queda rezagado con el índice de precios al consumidor. Al menos sería una salida hasta que después del proceso electoral cambien las políticas, ya que aspiro a que haya un nuevo gobierno en la Argentina.

    -¿Cuánto han perdido los salarios frente a la inflación?

    -La pérdida varía en relación a la fecha de cierre de paritarias, pero varios economistas la sitúan cercana a un 10%. La pérdida del poder adquisitivo de los ingresos impacta fuerte en la economía real. Si consideramos que el 70% del PBI es consumo interno es fácil darse cuenta que con menos salarios cae ese consumo y se retrae la economía. Es un círculo vicioso nocivo para la Argentina.

    -Un dirigente sindical del Frente del cual usted forma parte nos dijo en una entrevista reciente que por los recursos coyunturales que el Gobierno inyectó en diciembre para contener el descontento pasaremos las fiestas en paz, pero la mayor tensión de la crisis estaría en marzo, cuando “las limosnas se hayan acabado”, el aguinaldo consumido y el ajuste profundizado, ¿coincidís con esta apreciación?

    -Más allá de los recursos que haya destinado el Gobierno en estas fiestas, lo cierto es que muchos hogares argentinos la están pasando muy mal. Yo no sé si será marzo, antes o después. Sí vislumbro una Argentina con una alta conflictividad social por las políticas de este gobierno y por las consecuencias de miseria que está dejando. Ha tenido bastante y llamativa paciencia el pueblo argentino, espero que le haga sentir ese descontento en un proceso electoral.

    ¿Con qué escenario económico y político asumen desde el Frente Sindical van a encontrarse en este 2019?

    -Con un escenario convulsionado desde lo social por la conflictividad, consecuencia de políticas antipopulares, antinacionales y antitrabajadores. Es un punto de inflexión para el movimiento obrero: acompaña el reclamo de los trabajadores que la están pasando mal o van a terminar siendo funcionales al gobierno de Macri. Y desde lo político el escenario es complejo. Anhelo que los espacios opositores encuentren la síntesis de unidad para enfrentar con chances y ganarle a este modelo político. De no encontrarse esa unidad, debieran reconocer la incapacidad de conducir a los argentinos cuando más los necesita el pueblo.

    Publicado en el diario La Nueva Mañana de Córdoba/4 de enero de 2019