• lunes 18 marzo 2019

    09-03-2019

    Gobiernan los perversos



    En entrevista con Mariano Martín  Sergio Palazzo señaló que la Bancaria en el 2018 logró un acuerdo salarial  acorde con la inflación. Afirmó "que hay que discutir la preservación del poder adquisitivo. Una paritaria es más que discutir un salario por inflación, es discutir sobre la base de rentabilidad de una actividad donde uno se desenvuelve. La paritaria discute la distribución del ingreso". Indicó que "la expectativa de inflación no la genera el aumento salarial". En vista a las elecciones afirmó que "es necesario generar el espacio más amplio de la oposición con vista a derrotar a Macri".  Aseveró que "la primera discusión del gobierno que viene es una renegociación del acuerdo con el FMI, en primer lugar recuperar en mercado interno".


    Sergio Palazzo quiere plan de lucha y una gran PASO opositora

    El silencio de la CGT es un error

    El titular de la Asociación Bancaria reclamó, una vez más, que la central obrera repudie el modelo económico. Palazzo consideró, a nivel político, imprescindible la unidad de la oposición y a dirimir candidaturas en una gran interna.

    El Secretario General de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, reafirmó hoy que el movimiento obrero debería encarar un plan de lucha que incluya un paro general para que el gobierno de Mauricio Macri cambie el rumbo. “Quedarse en silencio hasta que termine el proceso electoral es un error del movimiento obrero, hay que estar a la altura de las circunstancias de lo que pasa en el país”, dijo el dirigente sindical. Además, llamó a la unidad de la oposición y a dirimir candidaturas en una gran interna.

    Sobre el llamado a un paro, dijo que se justifica la convocatoria dado que “con este gobierno la deuda per capita pasó de 54 mil dólares a 200 mil y cayó 22 por ciento el salario” e instó a los gremios a movilizarse.

    En diálogo con AM750, Palazzo defendió que su gremio pudiera conseguir acuerdos paritarios que permiten preservar el poder adquisitivo, “más en un sector como el financiero, que en el gobierno de Macri obtuvo pingües ganancias”. Precisamente, recordó que pudo imponer una cláusula gatillo “porque el trabajador no puede perder contra la inflación” y que esa herramienta es admitida por el gobierno “cuando hay elecciones”, en contraposición a lo que pasó en 2016 y 2018. “Lo que se perdió no se recupera”, aseguró, y criticó que se quiera discutir salarios a futuro luego de la brecha entre ingresos e inflación del último año.

    “Una paritaria es más que discutir salarios, es discutir el impacto tributario sobre el salario, la inflación y la rentabilidad de las empresas”, agregó.

    Palazzo caracterizó como “cínico” el discurso gubernamental. “Hablan de modernizar, pero a la hora de negociar se ponen del lado del sector empresario”, y recordó que además de sueldos, La Bancaria quiso plantear debates sobre igualdad de género, el avance tecnológico y las plataformas digitales son regulación, y hubo una negativa a abrir esa discusión. “Así se ve el verdadero rostro, el día a día con bajos sueldos para garantizar rentabilidad de las empresas”, manifestó.

    En ese orden, afirmó que el Gobierno “no tiene autoridad moral” para debatir sobre inflación futura tras la inflación de casi el 50 por ciento de 2018 cuando la previsión era del 15; y criticó el argumento de que los salarios impulsan el alza de precios.

    “Hay que preservar el empleo, la discusión salarial pasa a un segundo plano ante otras cuestiones. Perdimos 200 mil puestos de trabajo, 100 mil en la industria y tuvimos 300 por ciento de incremento del dólar en estos tres años”, rememoró. “Así no se puede invertir, sin precio de referencia por la inflación y la devaluación, es una economía muy volátil”.

    A su juicio, la administración macrista tiene “una encerrona importante” con el juego entre tasa de interés y dólar. “No hay programa económico consistente. Así vamos a llegar a fin de año con el dólar a 50 pesos”. Opinó que “cuando se acerquen las elecciones habrá quienes quieran tener garantías sobre la reelección de Macri. La duda es si se mantienen con sus pesos en la tasa alta o se van al dólar”.

    Sobre el futuro electoral dijo que “Cristina es la que mejor mide” y que “hace falta un espacio amplio para ganarle a Macri”. En ese sentido, fustigó al macrismo y medios afines que “te tildan de opositor si criticás al gobierno y dicen que sos  K”.

    Pidió “al menos diez propuestas mínimas” para saber “qué se ofrece” y “qué se va a hacer”. Recordó que la oposición tiene mayoría parlamentaria y que por ello “los equipos técnicos podrían trabajar en un programa de cara al 10 de diciembre”.

    Con todo, puso límites a la construcción de la unidad. "No sé si todos quieren unidad amplia, yo no quiero estar al lado de Pichetto, que cuestiona el aumento de la AUH”, sentenció, al tiempo que consideró que “cuestionar el potencial electoral de CFK es de necios” y que eso “se resuelve con una gran PASO”, porque “si se quiere ser opositor de verdad, para ganarle a Cambiemos hay que ir a las PASO”. No dudó en afirmar que “si Cristina es candidata, y se dirime entre ella y Macri, la voto a ella”.

    Palazzo sostuvo que se debe renegociar el acuerdo con el FMI “y recuperar el mercado interno”. Estimó que “hace falta el subsidio, como se hace en países avanzados, para incentivar al actividad económica” y que hay que discutir la distribución del ingreso y ganancias.

    Finalmente, opinó sobre la reacción social, que juzgó “escasa”, y lo atribuyó a los medios. “Antes había unas pocas pantallas poderosas, ahora están las redes”. Dijo que “hay mucho blindaje”, y puso un ejemplo: “Titularon que Jaime cobró 20 millones de dólares según un testaferro. ¿Quién pagó la coima? Calcaterra y no lo nombran ni dicen que tiene que ir preso. Lo mismo vale para las elecciones:  tiran encuestas truchas en Neuquén cuando la realidad es que Macri sale tercero”.

    Publicado en Página 12 -  10/2/19


    Interna gremial

    Sergio Palazzo apura a la CGT: “Tiene que haber un plan de lucha que contenga un paro nacional”

    El titular de la Asociación Bancaria aseguró que “quedarse en silencio es un grave error de la dirigencia sindical”. Pidió una gran PASO del peronismo.

    Un Consejo Directivo de la Confederación General del Trabajo (CGT) tiempista evita mencionar la palabra paro y convoca a una marcha "en Defensa de la Producción y el Trabajo" para abril, pero algunos de los gremios más opositores presiona. El Secretario General de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, afirmó este sábado que la CGT debe convocar a un paro nacional en el marco de un plan de lucha contra el Gobierno y dijo que “quedarse en silencio hasta el proceso electoral sería un error gravísimo de la dirigencia sindical”.

    Crítico de la marcha de la economía, Palazzo enumeró distintas variables económicas por las que considera que se debe llamar a un paro: "300% creció el dólar con respecto a los últimos tres años del gobierno anterior y los primeros tres de éste, gas 3008%, luz 2136%, agua 515%, 22% cayó el salario privado real, 24% el salario mínimo, y se cayeron 200 mil empleos más 9600 pymes. El movimiento obrero debería darse la discusión para establecer un plan de lucha y ese plan de lucha tiene que contener un paro general. El movimiento obrero debería estar a la altura de las circunstancias de semejante debacle económica”, dijo Palazzo al programa Toma y Daca de AM 750.

    A su vez, sobre el arranque de las paritarias 2019, Palazzo afirmó que el gremio que conduce “va a exigir la cláusula gatillo, el trabajador no puede perder con respecto a la inflación. Es un sector en donde se puede discutir la preservación del poder adquisitivo del salario". Y agregó: “El Gobierno no tiene ninguna autoridad moral para decir que tenemos que discutir la inflación futura ni para fijar pautas salariales”.

    Por otro lado, el sindicalista se refirió a la política partidaria y las posibilidades de un frente peronista. "Hay que generar un espacio lo más amplio posible desde la oposición con vistas a derrotar el proceso electoral que encabeza Mauricio Macri. En ese proceso deben proceso deben priorizarse hoy -y antes de la selección de candidatos- como mínimo diez propuestas para explicarle a los argentinos qué es lo que se va a hacer desde la oposición para mejorar la actual realidad. Si no, nos quedamos en la discusión chiquita si es Cristina, si es Lavagna, si es Massa, mientras el pueblo pasa necesidades", señaló Palazzo.

    "Ignorar el potencial electoral de la ex presidenta es de necios. Nadie va a trabajar una elección para aportar todos los votos para que sea candidato a presidente alguien que tiene una intención de voto del 5, 6, 7%, sería un mamarracho. Esto se resolvería con una gran PASO entre los que estén dispuestos y un programa para encabezar una opción opositora", dijo Palazzo, y remarcó que "entre Macri y Cristina, la voto a Cristina".

    A su vez, fue crítico de uno de los peronistas que pretende ser candidato a presidente por Alternativa Federal. “El senador Pichetto cuestiona el aumento del 46% de la AUH, y la verdad no quisiera estar al lado de una persona que piensa así".

    Y asegura que el estigmatizado por el gobierno y los medios. "No sólo el gobierno te tilda de opositor cuando tenés una visión contraria a ellos, sino también algunos medios y particularmente algunos comunicadores oficiales. Cualquiera que contravenga alguna política de gobierno, que lo hostigue, moleste o critique, automáticamente pasa a ser un dirigente K, un sindicalista K porque está claro que es la ex presidenta la que mejor mide de la oposición. Si midiera mejor Lavagna sería sindicalista L", aseguró Palazzo.

    Publicado en Clarín 10/3/19