• martes 12 noviembre 2019

    02-08-2019

    Trabajadoras bancarias | Cierre



    Tras dos jornadas de intensos debates y presencia de enorme relieve político, culminó el 13° Encuentro Nacional de Trabajadoras Bancarias del cual participaron más de 800 delegadas de todo el país. El cierre estuvo a cargo del Secretario General de esta Asociación Bancaria, el Cro. Sergio Palazzo, con un discurso donde hizo referencias a la situación de las trabajadoras del sector haciendo un especial énfasis en el desafío que implican los cambios tecnológicos. “Los bancarios seremos los responsables de discutir que los avances tecnológicos no signifiquen pérdida de derechos para los trabajadores”. 

    No fue un encuentro más el que realizaron las trabajadoras bancarias. Fueron dos días de debates profundos, con diversos paneles de los cuales participaron referentes del propio gremio, dirigentes sindicales de otros espacios, políticos e investigadores de los más calificados del país en materia laboral y perspectiva de género. A ello se sumó la participación de la ex presidenta y actual candidata a vice por el Frente de Todos Cristina Fernández de Kirchner, con el impacto habitual que genera su presencia. 

    El elegante salón del ex Banco de Italia fue la sede de un encuentro que se desarrolló entre el 1 y 2 de agosto y que contó con el cierre de Sergio Palazzo. Allí se refirió a la vida interna del gremio; destacó el rol de la Secretaría de Derechos Humanos, Género e Igualdad que conduce Claudia Ormachea; a los desafíos que implican los cambios tecnológicos y al avance del sector empresario sobre los derechos laborales. No faltaron tampoco alusiones, al CEO de Mercado Libre/Mercado Pago, Marcos Galperín, al que Palazzo se refirió “el empresario más famoso de la Argentina” en tono humorístico, pero con planteos a fondo sobre la actividad de la renombrada empresa. 

    En el comienzo de su intervención, Palazzo se refirió directamente a las más de 800 delegadas presentes: 

    “Yo sé que puedo contar con cada una de ustedes. La pelea ni con el más poderoso empresario, ni con el multimedio más poderoso, ni con el mandatario de Argentina hacen mella ni en mi espíritu, ni en esta organización, ni en la forma de conducir, ni en el camino que nos hemos trazado. Muy por el contrario, nos hace ver que tomamos el camino correcto. Esta Argentina necesita organizaciones que no claudiquen y con orgullo podemos decir que nosotros no lo hemos hecho ni tampoco ninguno de los compañeros que integra esta organización sindical”.  

    “No ha habido una sola señal que esta organización y sus militantes hayan transigido ante el poder económico y político de Cambiemos. Por eso hemos sido noticia en muchas ocasiones en estos cuatro años” agregó Palazzo. 

    En su discurso, también destacó la tarea que llevó adelante la Secretaría de Derechos Humanos, Género e Igualdad que conduce la Cra. Claudia Ormachea, que además es precandidata a Diputada Nacional en la provincia de Buenos Aires por el Frente de Todos

    “A partir de la creación de la Secretaría de Derechos Humanos, Género e Igualdad hemos logrado perforar muchas barreras, derribar muchos muros que separan la dignidad de las personas de lo que debe ser una sociedad moderna. Como organización hemos reivindicado más que nadie a nuestros desaparecidos, nuestros derechos humanos vulnerados por la Dictadura Militar y hoy por la Dictadura económica que gobierna en Argentina. Esa tarea genera que el sindicato sea el frontón de resistencia y con una pelea contra el olvido. Aquí reclamamos por memoria, verdad y justicia, algo que siempre vamos a hacer en esta organización” destacó. 

    Tras ello resaltó la importancia de la realización de un nuevo encuentro de trabajadoras bancarias como un espacio del cual surgen las necesidades y reclamos. Palazzo recordó que de “estos encuentros surgió que todas las bancarias tengan un adicional por guardería, el tema de los días de licencia por adopción. Salió de acá que había mucha violencia de género más allá de la salarial y laboral, que había violencia en los hogares, en las calles, institucional y que era necesario generar un protocolo de violencia”. 

    “Con orgullo podemos decir que hoy tenemos a más de 70 mil bancarios comprendidos en protocolos de violencia de género y laboral. Peleamos no sólo por la igualdad salarial, sino también por la dignidad de ser respetado ante hechos de violencia” apuntó Palazzo. “Ahí está la impronta de la Secretaría que conduce Claudia Ormachea” agregó. 

    También destacó que la progresiva reducción de la brecha salarial entre varones y mujeres en el sector bancario donde actualmente es del 14,77% muy por debajo del promedio general de todas las actividades donde alcanza un alarmante 25%. 

    REFORMA LABORAL / “BUSCAN ESTIGMATIZAR A LA ACCIÓN SINDICAL PARA AVANZAR EN LA QUITA DE LOS DERECHOS LABORALES”

    El presidente y los principales funcionarios del Gobierno nacional así como sectores poderosos del empresariado nacional e incluso el Fondo Monetario Internacional plantean como inevitable la discusión de la reforma laboral en nuestro país en el escenario poselectoral.

    Palazzo tomó el debate con un planteo que cambia el eje de la discusión, “Sabemos que estamos en la antesala de un proyecto de reforma laboral. Se han envalentonado los poderosos en contra de los sectores más desprotegidos” afirmó. 

    En punto retomó el cruce que se dio semanas atrás con el CEO de Mercado Libre / Mercado Pago Marcos Galperín. “No es un problema de encuadramiento el que tiene Galperín con nosotros”. Palazzo afirmó, “encontraron al tipo perfecto para plantear la reforma laboral, un empresario exitoso con una empresa que vale 39 mil millones de dólares, la más grande de Argentina. ¿Qué le muestran a la gente? ¨Miren que bien que le va a aquellos que proponen la reforma laboral´”. 

    “La sociedad se cansó de que tipos vetustos de su pensamiento planteen la reforma laboral con el reclamo anacrónico de quitarle derecho a los trabajadores. Que lo haga Funes de Rioja (Daniel, dirigente empresario y abogado de las patronales de) o un empresario de la UIA o la Sociedad Rural es lo común, a ellos la sociedad ya no les da bola. Por eso buscan que lo haga un empresario exitoso, moderno,que muestra lugares afables de trabajo,  pero con un fondo profundamente hostil para los trabajadores, de mucha preponderancia del capital sobre el trabajo” describió.  

    “A lo mejor le sirve al gobierno que entremos en una refriega con Galperín para plantear cuestiones como el patoterismo sindical. Buscan estigmatizar a la acción sindical para poder avanzar en la quita de derechos de los trabajadores y particularmente del sector financiero” disparó. 

    Palazzo continuó contratacó a las críticas que recibió sobre sus declaraciones sobre Mercado Libre / Mercado Pago. “Muchos cuestionan a la Salada y no a lo que se vende por Mercado Libre o mismo la reventa de entradas que se da en el sitio y que está prohibido”; a lo cual también se preguntó, “¿Quién controla que no estén cometiendo actos de usura al dar préstamos por Mercado Pago?”.

    Palazzo detalló los beneficios recibidos por Mercado Libre y cómo aprovecha la empresa para eludir el pago de impuestos y negar un encuadramiento sindical de acuerdo a su actividad:

    “Gracias a Ley de Software, tienen diferimientos y desgravaciones impositivas. Llevan no pagados 15 mil millones de pesos al Estado nacional gracias a esa Ley. Mientras cada uno de las trabajadoras presentes en este Congreso pagan 35% de impuestos a las ganancias, Mercado Libre paga 15%; de seguridad social cualquier pyme paga 19%, Mercado Libre paga 9,5%”.

    “El (Galperín) escribe que su principal actividad es comercio, pero por otro lado recibe los beneficios impositivos porque su actividad principal es la tecnológica. Ahora si su actividad es tecnológica son trabajadores bancarios y si es de comercio que empiece a devolver los 15 mil millones de pesos que le robó a todos los argentinos de impuestos que no  pagó” arremetió Palazzo.

    AVANCES TECNOLÓGICOS / “LOS BANCARIOS SEREMOS LOS RESPONSABLES DE DISCUTIR QUE LOS AVANCES TECNOLÓGICOS NO SIGNIFIQUEN PÉRDIDA DE DERECHOS”

    Un desafío crucial para el sindicalismo en el futuro es cómo afrontar manteniendo y ganando nuevos derechos ante los cambios tecnológicos y a partir de allí cómo disputar el crecimiento de los ingresos que genera la mayor productividad.  Allí Palazzo planteó: "¿Quieren discutir productividad? ¿Qué pasa con el excedente de productividad que generan los avances tecnológicos?”. 

    Allí describió la evolución dentro de la actividad financiera de la implementación de tecnologías con un fenomenal crecimiento de la productividad. “Desde 2001 en adelante las tarjetas de débito crecieron 240%, las de crédito el 330%. En el 2001 cada trabajador bancario administraba 134 cuentas de depósito, en la actualidad cada trabajador administra 680 cuentas. La cuenta de préstamos en 2001 era de 115 cuentas por cada bancario, en la actualidad es de 314 cuentas de préstamos o créditos, es decir un 214% más”. “Hemos crecido en la productividad, ahora queremos discutir la distribución de ese crecimiento de la productividad. Todo el extra producido por el avance tecnológico se lo llevó el capital” reclamó.

    “Hay que discutir el avance tecnológico, si tenemos que realizar un convenio especial del sector Fintech, hay que hacerlo. Somos de mente abierta, pero de convicciones firmes. No vamos a resignar el convenio colectivo, vamos  a discutir el avance tecnológico como ocurrió con los Call Centers años atrás. Más tarde o temprano ese segmento se va a terminar regularizando” reflexionó.

    “Somos los bancarios lo que estamos poniendo en valor la discusión alrededor de los avances tecnológicos en relación a los derechos de los trabajadores y la defensa para no perderlos. Es la Asociación Bancaria la que está tomando la responsabilidad de discutir por nuestros derechos y de tantos otros compañeros”. 

    Tras ello finalizó con un gran desafío planteado un rol central para la Asociación Bancaria en el futuro próximo: “La bancarios seremos los responsables de discutir que los avances tecnológicos no signifiquen pérdida de derechos”.  

    Texto: Leonardo Martin