• lunes 16 diciembre 2019

    03-09-2019

    Rosario | CONGRESO FRANCISCO Y EL DIÁLOGO SOCIAL



    Panel sobre la experiencia rosarina durante la crisis de 2001

    En la Facultad de Derecho de la ciudad de Rosario, durante los días 30 y 31 de agosto del 2019,  se desarrolló el Congreso denominado “Francisco y el diálogo social. Promover juntos la cultura del encuentro, el trabajo digno y la producción sustentable para el desarrollo humano integral”, cuyos abordajes tenían el objetivo de fomentar la cultura del diálogo propuesta por el Papa Francisco, focalizando en su Magisterio sobre el encuentro entre los actores vinculados con el mundo del trabajo y la inclusión social, según el paradigma de la ecología integral. 

    La actividad fue organizada conjuntamente por el Instituto para el Desarrollo Humano Integral y Sustentable (Seminario Permanente sobre el Papa Francisco) de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales del Rosario de UCA, el Programa de Derecho al Desarrollo del Centro de Estudios Interdisciplinarios de la UNR y por el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), a través del Grupo de Trabajo Teología, Ética y Política y estuvo destinado a trabajadores, empresarios, miembros de movimientos sociales, políticos, docentes, estudiantes y público en general, quienes participaron  de diferentes conferencias, paneles y conversatorios interactivos, promoviendo una dinámica participativa.

    En ese contexto, Matías Layús, Secretario de Cultura Nacional de la Asociación Bancaria, disertó sobre la crisis del 2001, concretamente sobre los acontecimientos que desencadenaron los lamentables sucesos del 19 y 20 de diciembre, y el rol desempeñado por los sindicatos. Luego de un breve repaso sobre aspectos claves de aquellos momentos, puso en valor las inmediatas acciones implementadas en la ciudad de Rosario, especialmente aquellas que fueron ejecutadas por diferentes actores sociales, entre los que se encontraba nuestro sindicato, que facilitaron la constitución de una “mesa de diálogo” desde donde se trabajó mancomunada y solidariamente con el fin de atenuar los impactos de la crisis que imperaba en el país.

    Layús destacó el compromiso de cada una de las personas que conformaron aquella mesa de diálogo, que incluía al propio intendente, el socialista Hermes Binner quien más tarde se convertiría en Gobernador de Santa Fe.

    Además del relato histórico, y las reflexiones que se desprendían de cada suceso,  aprovechó la ocasión para destacar la sobresaliente figura de Monseñor Eduardo Mirás, quien por aquel entonces era arzobispo de Rosario. Con una posición que puso el acento en la preocupación por los humildes y crítico de la dirigencia política, Mirás detentó también una cualidad de interlocutor frente al poder del Estado en instancias críticas. Durante los momentos de mayor tensión, se presentó en una de las zonas rosarinas más conflictivas de la represión, donde se registrarían siete muertos, para llevar tranquilidad a la gente que reclamaba alimentos. En esa circunstancia de saqueos y represión policial, fue un activo mediador.

    En noviembre de 2002 fue elegido para reemplazar a Estanislao Karlic como titular de la Conferencia Episcopal Argentina, donde ya había ocupado cargos de vicepresidente primero y segundo. Para llegar a ese sitial fueron precisas tres rondas de votaciones, en las que disputaba con el cardenal de Buenos Aires, Jorge Bergoglio. Su primera misión en ese cargo, y en el marco de la devastada situación económica posconvertibilidad, fue encauzar el denominado Diálogo Argentino con las representaciones gremiales y del gobierno de Eduardo Duhalde.

    Además de Matías Layús, el panel estuvo compuesto por: Carlos De Isla (Antiguo dirigente sindical y Pastoral Social de Rosario); Guillermo Moretti (Vicepresidente de la Unión Industrial Argentina/UIA); Lisandro Glocer (Ex Presidente Asociación Israelita de Beneficencia – Kehilá Rosario) y Jorge Murillo (Programa de Derecho al Desarrollo –CEI–UNR).